Diarios de viaje: Carnaval en Rio Preto


Viajar es una de las actividades que, seguramente, nos ayudan a ampliar nuestra visión del mundo desde una primera perspectiva. Claro que tenemos la televisión y la internet para saber cómo están las cosas más allá de nuestra zona de conform, pero nada se equipara a vivir la experiencia de primera mano. Incluso, en muchas circunstancias resulta que puedes encontrarte con grandes sorpresas. Entre ellas, la ruptura de estereotipos que suelen ser vendidos a nivel global sobre una cultura o país específico.

 

Lo primero que podemos señalar acerca de Brasil es que dos semanas no son suficientes para recorrerlo. Mucho menos si las razones que te traen son muy distintas al placer, lo implicaría, como es mi caso, menos tiempo libre para salir a otras ciudades. 24 horas, tres aviones, tres países, cuatro ciudades, tres usos horarios distintos y muchas horas en el aire fueron necesarias para llegar hasta Sao Jose do Rio Preto, Brasil, una ciudad ubicada en el centro del estado de Sao Paulo, sin montañas ni playas.

 

Cualquier dominicano podría notar a la hora de salir del avión en Sao Paulo, que el clima es exactamente igual al Caribe. Lo siguiente es que la contextura física de un brasileño no difiere tanto de la de un dominicano promedio. De hecho, existen muchas similitudes, y hasta que no se les escucha hablar suele ser complejo diferenciar uno del otro, muy a pesar de los cuerpos descomunales que solemos ver en la televisión de personas super fit. Incluso la actitud de los brasileños suele ser muy amable, simpática y agradable, fácilmente cualquier extraño -sobre todo señoras- te hacen cualquier comentario y te hablan de cualquier cosa en el autobús o en la calle aún sin conocerte.

 

En la parte culinaria, el arroz es parte esencial de la comida, así como la habichuela y la carne, esta última reina en todos los sentidos tanto en los almuerzos como en las cenas. Y sentarse por más de cinco horas en una mesa, con varias rondas de distintos tipos de carnes picada, suele ser un deporte tan entretenido como el fútbol. A eso le añadimos los zucos -jugos- de frutas naturales, la afición por la cerveza y la caipirinha.

 

El autobús y los carros privados son los medios de transporte por excelencia, y claro que verás más vehículos mecánicos que automáticos. Lo malo es cuando te montas en un Fiat 2008 mecánico y sin aire acondicionado con una temperatura a 32 grados celcius. Sobre todo si son las 3 de la tarde y el sol está en todo su potencial. Hablando de sol, en verano no se oculta hasta pasadas las ocho de la noche, lo cual me recuerda mucho al verano en España.

 

Llegar a Brasil en temporada de carnaval y no ir a Rio de Janeiro, puede que sea un sacrilegio para cualquier turista o extranjero. No lo es del todo. La ciudad se encuentra a 10 horas en autobús, y si un brasileño te dice: no vayas a Rio en carnaval, es como que un neoyorquino te diga: no vayas a Times Square en año nuevo. Probablemente es una experiencia que hay que vivir una vez en la vida, en especial si eres viajero, pero también con el tiempo aprendes que hay millones de experiencias menos traumáticas. Por ejemplo, lejos de lo que se piensa del carnaval de Brasil, solo en las grandes ciudades se dan los grandes desfiles de las escuelas de samba que vemos en la tele. Desfiles que duran aproximadamente dos días, dado que cada escuela dura más o menos una hora. Mientras todo eso sucede, hay una cantidad enorme de personas en las calles, bebiendo, y bailando y varios conciertos en distintos clubes.

 

Ahora bien, lo que sucede fuera de Rio, Sao Paulo y Salvador de Bahía, se limita a mucha gente saliendo de las ciudades, pasando el fin de semana largo en fincas y casas con piscinas. Aquellos quienes se quedan, bueno siempre tienen la opción de ir a los clubes y fiestas, tomar mucho alcohol, besarse con mucha gente y tener mucho sexo. Aparentemente es algo como que los bebés nacidos en noviembre, son hijos del carnaval. 

 

 

El carnaval, con todo, sólo dura una semana, o más bien un muy largo fin de semana. Semana Santa, por ello, no se celebra más que el Viernes Santo, y los brasileños se tienen que conformar con las duchas, o si tienes suerte, ir a casa de algún amigo con piscina para refrescarse en este calor. El verano continua, y todos anuncian que el invierno será de los más fríos en mucho tiempo, yo no lo veré, pero de seguro no pasará de temperaturas más bajas que las de Jarabacoa en R.D

 

 

Comments

comments

Terror en audio para un octubre lleno de política y lluvias

Llegó la hora de perder un poco el tiempo en audio otra vez a través de un podcast. Esta vez, aunque me pidieron algo temático en relación a octubre, quisiera hacer una aportación consciente de que aunque este, es el mes de los muertos, quiero que veas como tal vez todos moriremos. Al mismo tiempo, siendo mi responsabilidad hacerte perder el tiempo procrastinando, me gustaría que lo pases bien. Por lo tanto hagamos algo científico pero gracioso.


Ver mas ...

Los vídeos musicales más terroríficos

MICHAEL JACKSON "Thriller" El videoclip más oscuro y tenebroso del Rey del Pop: bailes con zombies, un hombre lobo, maquillaje macabro, la voz tenebrosa de Vincent Price y John Landis como director.     MARILYN MANSON "Sweet Dreams (Are Made of This)" Brian Warner y compañía transforman el éxito bailable de los EURYTHMICS en una horrible pesadilla llena de freaks y personajes grotescos.     ROCKWELL "Somebody's Watching Me"   El pobre de Rockwell empieza


Ver mas ...

EDANCO: Danza contemporánea y pasión

Danzar. Ver los cuerpos desnudos al compás del sonido,                              Movimiento. Piernas que se elevan y parecen no pesar   Volar. Volar sobre el escenario           Sobre el universo Con el corazón, Sentir                Palpitar                                  Jugar, Cuerpos que parecen uno Ver la diversidad Sin distinción               De color De forma       Femenino/masculino ¿Qué importa? Exorbitantes                 Magia.   La otra noche vi un espectáculo donde lo sublime se conjugó con los estereotipos sociales, una manera sutil de rebelión, de denuncia y de aceptación.


Ver mas ...

Occupied

Occupied es esa serie de ficción que todos los ciudadanos de buena fe deseamos que no se produzca en la realidad. La ocupación de un país fronterizo por causas de sistema energético teniendo a Noruega de local y Rusia de visitante. Los dos países comparten un territorio pequeño, el norte de Noruega que linda con la correspondiente porción de la gigante Rusia y que les ha llevado a tener problemas en la vida real, algún


Ver mas ...

Dahiana J. Vásquez

GLR, humana, persona, periodista multimedia, aspirante a escritora, fotografa amateur, viajera.

Batallas en el desierto

Noviembre es la ante sala a la navidad. La navidad es el momento en el que todos queremos volver a ser niño. Ser niño no Ver mas ...