‘Tú y yo’, una historia íntima


Para mostrar un retrato de una situación muy latinoamericana (en especial en República Dominicana), Natalia Cabral y Oriol Estrada se mudaron por tres meses a la casa de Francisca y Paula con equipo en mano para observar el acontecer día a día de una señora y su criada. El resultado es un documental al que han denominado ‘Tu y Yo’, una excusa, como ellos bien relatan, para observar de cerca la relación, para percibir lo que sucede cuando las fronteras se diluyen en un lugar donde la diferencia de clases y razas permanecen arraigadas en la cultura. 

Nos hemos acercado a Faula Films, la productora que componen Natalia y Oriol, a propósito del estreno comercial de la película este jueves 06 de agosto a las 8:15 en el Colonial Gate 4D de la Zona Colonial en Santo Domingo, República Dominicana..

Perfil: Natalia y Oriol

 

Ciudad: Santo Domingo y Capellades

Un lugar: La Filmoteca de Catalunya

Una trabajadora doméstica: Todas las trabajadoras domésticas

Un estilo cinematográfico: mientras sea cine, el cine

Un director de cine: Harun Farocki

 

Sobre ‘Tú y Yo’:

 

M.T. El documental es básicamente observatorio, o al menos esa era la idea durante los tres meses conviviendo con los personajes, ¿hubo algún momento de la filmación en el que tuvieron que intervenir frente a lo que acontecía frente a sus ojos? 

Al principio, no teníamos una idea determinada de cómo debía ser la película. Queríamos filmar algo, porque hacía mucho tiempo que no lo hacíamos, desde la escuela de cine en Cuba. Entonces, un día, escuchamos una conversación de los personajes, la Doña y Aridia. La Doña le leía el periódico a Aridia porque Aridia no sabe leer. La conversación entre ambas tenía tantos elementos interesantes: era cómica, era incómoda, era surrealista. Ambas daban sus puntos de vista acerca de los políticos, de los atracos, de la farándula, era todo muy divertido. Entonces decidimos filmarlas al día siguiente y decidimos conformar el equipo técnico entre nosotros dos. Cómo íbamos a ser sólo dos personas en rodaje, cámara y sonido, sabíamos que tenía que ser sencillo, entonces empezamos a rodar esta relación de dos personas en un mismo espacio; cada día de rodaje, la meta se basaba en resolver los problemas que iban apareciendo, tanto a nivel de dirección como a nivel técnico.

Sobre la interferencia, aunque la película parezca observacional y por momentos lo sea, podemos afirmar que intervenimos todo el tiempo porque en el momento en que enciendes una cámara o un equipo de sonido, la interferencia está ocurriendo. Del mismo modo, en el momento en que decides concentrarte en una parte de esa realidad, estás manipulando.

M.T. ¿Cómo fue la relación entre los personajes y el equipo técnico, qué cosas acontecían fuera de cámara? 

La relación durante el rodaje fue buena. A veces había momentos de tensión porque no nos entendíamos del todo o porque la realidad cambiaba y teníamos que improvisar. Pero en general nos entendimos bastante bien porque tratamos de respetar las sensibilidades de las protagonistas. Por ejemplo, para ellas habían dos momentos sagrados durante el día: el momento de comer y el momento de ver la telenovela. Se suponía que no debíamos interrumpir estos momentos sagrados para ellas, por lo que decidimos respetarlo e incorporarlos dentro de la película.

M.T ¿La intimidad que se ve en pantalla entre Aridia y la Doña, de qué manera afectaba al equipo?

Ellas comparten una relación muy intensa; en un momento del rodaje pensamos que después de una pelea, no se volverían a hablar más y no podríamos acabar el rodaje; pero a los pocos minutos ya se estaban hablando y riendo como si no hubiera pasado nada. Con el pasar de los días, nos dimos cuenta que ese ir y venir de la relación era de lo más normal, pero si nos detenemos a pensar en las relaciones en general, todas son un poco así.

M.T. ¿Qué equipos utilizaron durante la filmación para evitar interrumpir en la cotidianidad de las mujeres en escena?

Utilizamos equipos pequeños para no intimidar a los personajes y así quedar de alguna manera “invisibles” ante ellas. Fuimos muy pacientes, esperamos por horas para conseguir algunas emociones, algunos planos, algunas escenas.

M.T ¿Qué tal ha sido la recepción en los festivales? ¿Qué cosas positivas han podido sacar de esto?

La película ha viajado a muchos países del mundo y ha ganado premios en algunos de ellos. Hemos recibido todo tipo de opiniones y eso es lo más interesante del trabajo. A veces, tenemos la oportunidad de viajar con la película y conocer nuevos países y las películas de otros directores. La experiencia de conocer a gente joven que hace cine como nosotros ha sido muy estimulante y le da un cierto sentido al trabajo que haces.

M.T. La realidad que plasman es muy propia de los dominicanos, ¿se ha sentido identificado el público en otros países fuera de República Dominicana?

En países caribeños, como Colombia y Trinidad y Tobago, la película ha encontrado un público que se identifica con la historia y los personajes, porque ven algo de su cultura reflejada en la cultura dominicana. Pero en países distantes como Suiza e Irán, la película gustó mucho, la gente reía, se indignaba y en general, mostraban mucha curiosidad. Creemos que ‘Tú y Yo’ ha viajado tanto por el mundo porque quiere ser una película, quiere transmitir a través del lenguaje del cine, y este lenguaje es universal.

 

M.T. Desde un punto de vista moral, ¿no se cuestionaron en ningún momento como documentalistas hacer tan accesible la vida privada de dos personas?

En general, tratamos de que el rodaje sea una colaboración, que las sensibilidades nuestras y las de los personajes encuentren un punto medio donde todos podamos trabajar a gusto. Por supuesto, hay días en que esto no es así; por momentos, ellas no nos entendían y nosotros no las entendíamos a ellas. Pero, por algún motivo, todos queríamos terminar la película y fue así como llegamos al último día de filmación.

M.T. ¿Sienten que hay un punto de vista de los dos personajes al que se le da más importancia?, y si es así, ¿sienten que modifica la lectura que se puede hacer de la relación de ambas?. 

Tratamos de no juzgar a los personajes, de no tomar partido; nos gusta dejar un cierto aire en la película para que los espectadores creen su propia lectura de la relación y la historia. Por supuesto, hay un punto de vista en la película, un punto de vista de los autores, una manera de mirar y contar lo que se muestra. Pero no nos gusta abundar demasiado en esto porque no queremos imponer nuestras palabras ante el trabajo de imagen y sonido logrado en la película.

M.T. Nos parece que el documental no sólo es un retrato fidedigno de una realidad casi feudal entre los trabajadores domésticos y el dueño de la casa, al mismo tiempo es un retrato distinto de la era colonial, es una perspectiva muy privada de un espacio muy público, ¿podrían hablar de estos dos retratos que creemos convergen en el documental?. 

 

Es cierto que la película podría interpretarse como un retrato de la relación entre un ama de casa y su empleada doméstica, pero mientras editábamos la película, conversamos mucho sobre las relaciones en general, lo complicadas que son, cómo cada relación es un universo en sí mismo y cómo los roles en las relaciones se van alternando. Por ejemplo, en una relación, siempre le toca a alguien tomar el control y ser el líder, y siempre le toca a alguien ceder y ser sumiso. ¿Cómo encontrar el equilibrio? Filmar la película nos regaló esta pregunta aún sin respuesta.

Por otro lado, la relación de poder que se expone en la película es una relación que puede darse en cualquier lugar, siempre y cuando las condiciones ideales estén dadas; es decir, si nosotros, Natalia y Oriol, empleamos a una muchacha en nuestra casa, una muchacha analfabeta de una zona muy humilde del país, las condiciones ideales estarían dadas para que nosotros tengamos un cierto poder sobre esa muchacha, independientemente de nuestras ideas políticas o sociales. Por el simple hecho de haber adquirido por nacimiento unas condiciones de vida privilegiadas, somos más “poderosos” que esa muchacha y vamos a abusar de ese poder. Es la naturaleza humana.

 

M.T. ¿Se ven como directores de documental o también quieren hacer ficción?

Queremos hacer cine, independientemente de los géneros y clasificaciones. A veces hablamos de cómo somos más productores que directores, porque pasamos mucho tiempo buscando el dinero y las herramientas para filmar. Pero también distribuimos nuestras películas, hacemos las páginas webs, los afiches, los trailers y lo que haga falta. Somos como cualquier trabajador, nos levantamos en la mañana, hacemos el café, y nos preparamos para resolver problemas.

Comments

comments

Hacia el sur profundo: Osorno

Finalmente nos montamos en el autobus camino a Osorno, el reloj marcaba las 9:50 pm y el sueño se empezaba a apoderar de mi. Lo primero que debo resaltar sobre este viaje son las características de nuestro transporte. Además de ser un bus grande de dos plantas, los asientos eran realmente cómodos y grandes, tipo sillones de primera clase de un avión. Lo siguiente es que efectivamente te tratan como en cualquier vuelo, hay una


Ver mas ...

Crónicas de Transporte Público: Desamor Uber

Viajo mucho, no tanto como para necesitar un pasaporte anual, pero si como para necesitar una libreta cada dos años. Viajo por mi trabajo, que me lleva de aquí para allá, Asía, Europa, Latinoamérica, depende mucho de ciertos factores de los cuales no quiero hablar, ya que me pidieron sobre todo una crónica de viaje. Hace unos meses estaba en una ciudad latinoamericana, estaba en un congreso y parte del evento había una fiesta. No


Ver mas ...

Valparaiso y Viña, ciudades de cerros

Parte del sueño de venir a Chile implicaba no sólo quedarme a vivir en las Torres del Paine, sino también ir al Festival de Viña del Mar. Lamentablemente llegué unas dos semanas más tarde para lo segundo, y a lo primero no pude llegar por falta de dinero. Sin embargo, cuando decidíamos qué hacer ese lunes antes de tomar el bus a Osorno, la opción de viajar a Valparaiso se hizo presente.   El plan


Ver mas ...

Del rap metal a la música ambiental e instrumental

Wes Borland es y será siempre reconocido por ser el excéntrico guitarrista de la odiada y a la vez amada banda estadounidense de rap metal LIMP BIZKIT. No obstante este ecléctico e inquieto músico siempre ha apostado por la experimentación con diferentes proyectos y bandas de carácter underground:   - BLACK LIGHT BURNS es su principal banda fuera de LB y la misma es una potente mezcla de rock industrial con metal alternativo y música


Ver mas ...

Dahiana J. Vásquez

GLR, humana, persona, periodista multimedia, aspirante a escritora, fotografa amateur, viajera.

Pop music can kill you

Solo percibir una realidad narrativa por el sentido auditivo es una experiencia que se ha perdido con los años. Buscando una forma de seguir con Ver mas ...

Entre la luna y el espacio melancólico

Si cierras los ojos por un instante, incluso en un lugar donde nunca has estado, descubrirás un sonido nuevo, un algo que nunca habías escuchado. Ver mas ...