Crónica de Transporte Público: Crocodile Dundee


Me mudé a una ciudad europea con un metro subterráneo a los 22 años luego de pasar 21 en una ciudad latinoamericana donde realmente entrar a lo que sea subterráneo sería… bueno, un suicidio. Desde que llegué lo primero que me dice la señora que me recibió fue ten cuidado en el subterráneo. No quise ser poco amable y acerté con la cabeza, pero dentro, mi mente decía – oh claro, yo de Latinoamérica tener miedo en el subterráneo, no creo que sea peor que pasar por una mala calle de mi ciudad-.

 

Vivir el mundo del transporte público como un espacio multicultural, de lectura, de cultura fue algo que disfruté desde el primer día. Como estadista, calculé como mi lectura aumentó casi de una vez desde que comencé a usar este transporte. Me podía tirar un libro de mi casa a la universidad y en la tarde realmente avanzar mis tareas de la maestría para poder llegar y disfrutar de la ciudad. El metro se volvió mi amigo y mi única forma de transporte, ya que los buses se paraban demasiado.

 

Claro está, sí vi sujetos sospechosos y como latino al fin los esquivaba. Por seguridad tomaba bien el bolso o revisaba mi cartera, pero nunca más de ahí. Una vez vi una señora gritar porque la habían robado, rápidamente miré a mi alrededor, la gente seguía su camino normal, era algo inusual, pero estadísticamente lo suficientemente común como para que las personas no se inmutaran ante la señora y su cartera.

 

Una noche salí de la universidad tarde, había pasado el día en al biblioteca y luego me colé a una fiesta, era fin de semana, el transporte duraba hasta más tarde. Al llegar a la estación, eramos yo y la estación. Me senté, puse mi bulto en mis piernas y me puse a hacer un sudoku. 10 mins pasaron llego el tren, entré a un vagón vacío. Que bien pensé, sólo para mi, me puedo hacer hasta una foto. Pasaron un par de paradas y todo sólo. Al llegar más cerca de la ciudad principal donde vivía se montaron dos hombres al vagón, nada inusual, seguí en mi lectura.

 

Pasó el tiempo y uno de los hombres se fue acercando a mi. No me puse nervioso, pero dejé de mirarlo. Poco a poco se acercó hasta estar frente a mi, lo miro y me dice muy bajo – dame el ordenador-. Levanto la mirada y saca una navaja pequeña automáticamente suelto mi bulto y se lo voy a entregar cuando el otro señor se ríe y dice: – ¿Cómo le llamas a eso?-. Los dos nos viramos y lo miramos, el otro señor saca un cuchillo más grande. -¿Esta reinterpretación de una película de los 80s me esta sucediendo a mi?- es lo que pienso, mi corazón se quiere salir del vagón pero mi pecho no se lo permiten, los dos hombres se ven. El tren se detiene, suelto mi bulto y corro hacia la puerta sin ver el desenlace de Cocodrilo Dundee 10 el subterráneo. Sólo me dije, que bueno que no llevé la laptop hoy.

Comments

comments

Hacia el sur profundo: Osorno

Finalmente nos montamos en el autobus camino a Osorno, el reloj marcaba las 9:50 pm y el sueño se empezaba a apoderar de mi. Lo primero que debo resaltar sobre este viaje son las características de nuestro transporte. Además de ser un bus grande de dos plantas, los asientos eran realmente cómodos y grandes, tipo sillones de primera clase de un avión. Lo siguiente es que efectivamente te tratan como en cualquier vuelo, hay una


Ver mas ...

Crónicas de Transporte Público: Desamor Uber

Viajo mucho, no tanto como para necesitar un pasaporte anual, pero si como para necesitar una libreta cada dos años. Viajo por mi trabajo, que me lleva de aquí para allá, Asía, Europa, Latinoamérica, depende mucho de ciertos factores de los cuales no quiero hablar, ya que me pidieron sobre todo una crónica de viaje. Hace unos meses estaba en una ciudad latinoamericana, estaba en un congreso y parte del evento había una fiesta. No


Ver mas ...

Valparaiso y Viña, ciudades de cerros

Parte del sueño de venir a Chile implicaba no sólo quedarme a vivir en las Torres del Paine, sino también ir al Festival de Viña del Mar. Lamentablemente llegué unas dos semanas más tarde para lo segundo, y a lo primero no pude llegar por falta de dinero. Sin embargo, cuando decidíamos qué hacer ese lunes antes de tomar el bus a Osorno, la opción de viajar a Valparaiso se hizo presente.   El plan


Ver mas ...

Del rap metal a la música ambiental e instrumental

Wes Borland es y será siempre reconocido por ser el excéntrico guitarrista de la odiada y a la vez amada banda estadounidense de rap metal LIMP BIZKIT. No obstante este ecléctico e inquieto músico siempre ha apostado por la experimentación con diferentes proyectos y bandas de carácter underground:   - BLACK LIGHT BURNS es su principal banda fuera de LB y la misma es una potente mezcla de rock industrial con metal alternativo y música


Ver mas ...

Media Tinta

Sketches

Un sábado me quedé en casa con mi hermano, los dos estabamos aburridos, nuestros padres salieron, no recuerdo a donde pero estaban bien vestidos. Pedimos Ver mas ...

Un hormiguero para primavera

Faltan sólo dos semanas para el inicio de la primavera. El 20 de este mes se inicia la primavera y con ello la imagen colectiva Ver mas ...