La Gran Belleza


Cuando la película, la sala y el espectador se funden.


Cambio de año, momento de reflexión, momento de objetivos, de retos, inicio de aventuras personales, profesionales o simplemente uno prefiere quedarse como está. Sea como sea este nuevo año, en Barcelona nos hemos quedado sin un cine menos, el cine Alexandra. Se nos fue otro. El cine, situado en pleno centro de Barcelona, en la Rambla Catalunya, seguramente quizá con un alquiler antiguo, se volvió presa del sistema. Ya tenéis metros cuadrados en los que crear sitios prefabricados.



 

Elegí a conciencia despedirme del cine en el que tantas películas he visto, y tantas veces he trabajado, donde buenos amigos han estrenado, cineforums a los que he asistido, pases especiales y donde yo misma estuve en cartelera, con “La Gran Belleza”. Fui sola, me senté en una fila en la parte media posterior, pero me acompañaron un pequeño grupo de hombres y mujeres que rondaban la sesentena. Y así se apagaron las luces en la sala grande del Alexandra y el proyector empezó a contar la historia que llevaba en sus entrañas:



 

Jep Gambardella (Toni Servillo), un escritor que dejó de escribir después de su primer libro y que ahora trabaja como periodista acaba de cumplir 65 años. Dominado por la indolencia y la decepción, asiste al desfile de personajes poderosos, nobles decadentes, arribistas, políticos, criminales de altos vuelos, actores, artistas e intelectuales en el verano que se sucede en Roma.



 

La película, como bien retrata su nombre, respira belleza en cada plano y una no puede dejar de acordarse sobre las clases de Joan Marimon sobre la belleza en cine. ¡Cuánta! La impecable fotografía de Luca Bigazzi hace que cada plano sea mágico, bello, te hace bajar a las profundidades de la Roma más decadente, elevarla, popularizarla o simplemente observarla con todo su desafío. Ni que decir tiene la dirección de Paolo Sorrentino, su historia, su encuadre, su mirada… tan especial y única, como en “This must be the place”.


La verdad es que cada departamento fluye de una forma especial que hace que se transmita en la película, y la música y la fotografía te conducen por la mirada del director a lugares insólitos.

 

Cuando la película terminó, se encendieron las luces y la gente se levantó poco a poco, en pantalla aún aparecía una escena de los canales de Roma, con esa preciosa música que lo acompañaba y el cine que lo resguardaba. Me despedí de él en silencio sin dejar que terminara, porque es más bonito recordar esa última vista atrás hacia el ojo de buey de la puerta con la pantalla proyectada.


Comments

comments

Hacia el sur profundo: Osorno

Finalmente nos montamos en el autobus camino a Osorno, el reloj marcaba las 9:50 pm y el sueño se empezaba a apoderar de mi. Lo primero que debo resaltar sobre este viaje son las características de nuestro transporte. Además de ser un bus grande de dos plantas, los asientos eran realmente cómodos y grandes, tipo sillones de primera clase de un avión. Lo siguiente es que efectivamente te tratan como en cualquier vuelo, hay una


Ver mas ...

Crónicas de Transporte Público: Desamor Uber

Viajo mucho, no tanto como para necesitar un pasaporte anual, pero si como para necesitar una libreta cada dos años. Viajo por mi trabajo, que me lleva de aquí para allá, Asía, Europa, Latinoamérica, depende mucho de ciertos factores de los cuales no quiero hablar, ya que me pidieron sobre todo una crónica de viaje. Hace unos meses estaba en una ciudad latinoamericana, estaba en un congreso y parte del evento había una fiesta. No


Ver mas ...

Valparaiso y Viña, ciudades de cerros

Parte del sueño de venir a Chile implicaba no sólo quedarme a vivir en las Torres del Paine, sino también ir al Festival de Viña del Mar. Lamentablemente llegué unas dos semanas más tarde para lo segundo, y a lo primero no pude llegar por falta de dinero. Sin embargo, cuando decidíamos qué hacer ese lunes antes de tomar el bus a Osorno, la opción de viajar a Valparaiso se hizo presente.   El plan


Ver mas ...

Del rap metal a la música ambiental e instrumental

Wes Borland es y será siempre reconocido por ser el excéntrico guitarrista de la odiada y a la vez amada banda estadounidense de rap metal LIMP BIZKIT. No obstante este ecléctico e inquieto músico siempre ha apostado por la experimentación con diferentes proyectos y bandas de carácter underground:   - BLACK LIGHT BURNS es su principal banda fuera de LB y la misma es una potente mezcla de rock industrial con metal alternativo y música


Ver mas ...

Eli Dalmau

Lo que viene en la tv

Este limbo de entretenimiento me esta cansando, nada se estrena, nada es nuevo todo es repetido, por lo que permitanme ver un poco más hacia Ver mas ...

¿Cómo van los días?

En vista de que llevamos ya un mes o algo así ausentes hemos compuesto una pequeña mesa hablando de lo que hicimos mientras estábamos cada Ver mas ...