Crónica de transporte público


Sólo contaré aquello que recuerdo por que fue mi padre quien al final me lo contó a mi.

 

Un día del año 93 mi padre conchaba. Después de un largo día de ir y venir con pasajeros, montó una muchacha en la calle Ovando de Santo Domingo. La mujer desde entrar al carro le mostró una cara llena de desden y rabia, al pagarle le tiró el dinero con un gesto molesto y de la nada dijo – yo te pago por que soy peor, porque tu no das un chele a tus hijos tan irresponsable que eres. Mi padre se volteó y no reconoció a la mujer, se rió escondiendo el gesto para que ella no se ofendiera. La voz de la muchacha que seguía hablando se mezclaba con el ruido de la calle. Después de un par de cuadras mi padre se dejó llevar por el aburrimiento y contestó –  ¿Tú sabes por que yo no doy nada? Es por que tu todo lo coges para jugar y beber.

 

 

– No señor eso es mentira suya!

– ¿Y de dónde tu sacas dinero para tus vicios?

 

 

Los pasajeros entran y salen durante todo el espectáculo. Mi padre como un gran actor se mantenía dentro del personaje sin dejar en ningún momento de cumplir con su trabajo. Llegó un momento donde todos los pasajeros ya habían cambiado, exepto por una señora que aparentemente había sido fiel a su postura de espectadora, pero ya cansada decide entrar y participar y dice – Ay mis hijos pero ustedes no pueden estar haciendo eso así en la calle.

 

 

De pronto esta señora ajena a las intenciones de mi padre se siente parte del asunto y asume una postura mediadora. Mi padre en todo momento mantuvo su postura de que no daría el dinero que se gana trabajando a esta mujer y sus vicios. Después de unos minutos más la joven se rindió y pidió parada. Mi padre se detuvo, la señora se rio siendo la unica en el carro y le dijo a mi padre – bueno sigue tu ruta normal que yo me estoy divirtiendo un mundo.

 

 

Así mi padre continuó su camino empezando otra conversación ahora con la señora quien pronto descubrió que tenían muchas cosas en común. Todo le parecía muy al azar a mi padre, muy ajeno pero real. Tras un buen trayecto y varios pasajeros más, mi padre le pregunta su nombre a lo que ella le dice -Jaquelin y soy una mujer que tiene muchos misterios, soy bruja.- Mi padre la mira de reojo y esconde su risa para al igual que antes no ofender al cliente, lo único que se le ocurre decir es – a mi que me importa, no tengo que ver con eso. Ella le advirtió lo poderosa que podía llegar a ser su magia a lo que mi padre respondió – por más poderosa que fueras conmigo no puedes.

 

 

La conversación siguió hasta llegar al punto donde ella se quedaba. Al mi padre detenerse, ella prontamente dijo – no me quedaré- mi padre ya cansado y queriendo seguir su día normal la ignora, ella cierra la puerta y dice – me estoy divirtiendo, vamos a seguir.

 

 

Mi padre tomó su trayecto normal, ella siguió hablando y contandole sobre sus misterios. Mi padre pensó que la señora se quedaria en el punto donde la habían recogido, pero al mismo tiempo sentia muy dentro que la señora iba a ser su compañia hasta terminar el trayecto. Llegaron de nuevo al punto del primer encuentro y la señora sin inmutarse le dijo que siguiera. Mi padre ya había terminado su turno por lo que inició su recorrido hasta mi casa. Como ella era una pasajera siguió hasta el final de ruta, pasando frente a mi casa. Al llegar hasta el punto final se detuvo y dijo – hasta aquí llego.

 

 

-Hasta aquí llego yo también. Tú vez que nuestro destino es el mismo. – Mi padre se sorprendió. – Mira chofer desde aquí tengo que tomar otra ruta o, ¿me llevarías tú?.

– No, yo ya me voy pa mi casa.

– ¿De verdad crees que no soy bruja?

– No… – lleno de ironía. – ¿Qué edad tiene usted doña?

– 28.

– Pero usted esta loca. – Claramente era una señora, mayor – ¿En qué año usted nació?

– En el 1966.

Mi padre se asustó.

-Usted me esta mintiendo.

-No miento soy bruja.

 

 

De pronto las palabras de la señora resonaron en su cabeza, ‘tenemos el mismo destino’, mi padre también nació en el 66.

 

 

– En qué mes nació usted señora.

– En junio.

La cara de mi padre cambió, pasmado por la respuesta mi padre trago fuerte y empezó a sudar.

 

 

-¿Qué día?

Ella poco a poco se acercó a la puerta la abrió y salió. Al salir cerro la puerta y se asomó en ella.

 

 

– El 22. El mismo día que tu.

Mi padre se quedo helado pegado al asiento, ella comenzó a caminar alejandose del carro. Lo último que mi padre escuchó fue:

 

 

-Recuerda, que tenemos el mismo destino.

Comments

comments

5 Actions To Manifesting Your Dream

It is very tough for students to write a essay often, especially for those who happen to be certainly not consequently great in the academics land. Deep-Etch Halftone: A halftone picture from which unwanted display screen dots have been taken out, thus that areas of simple paper shall come to be kept on the printed list. Toner carts and catomizers will be very well combined parts of beam printing device and it is made up


Ver mas ...

How To Set Recommendations In A Resume

Dissertation help is certainly wanted cheap essay writer for students in Ph.G. programs. Our capable, competent and determined writers shall write with commitment and ensure your When the notion of I don't need to publish my paper” helps to keep haunting your mind and the weight of do the job maintains pressurizing you, Copy writers Per Hour will be now there to help you out. Custom essay writing online is not a fairly easy task


Ver mas ...

Hacia el sur profundo: Osorno

Finalmente nos montamos en el autobus camino a Osorno, el reloj marcaba las 9:50 pm y el sueño se empezaba a apoderar de mi. Lo primero que debo resaltar sobre este viaje son las características de nuestro transporte. Además de ser un bus grande de dos plantas, los asientos eran realmente cómodos y grandes, tipo sillones de primera clase de un avión. Lo siguiente es que efectivamente te tratan como en cualquier vuelo, hay una


Ver mas ...

Crónicas de Transporte Público: Desamor Uber

Viajo mucho, no tanto como para necesitar un pasaporte anual, pero si como para necesitar una libreta cada dos años. Viajo por mi trabajo, que me lleva de aquí para allá, Asía, Europa, Latinoamérica, depende mucho de ciertos factores de los cuales no quiero hablar, ya que me pidieron sobre todo una crónica de viaje. Hace unos meses estaba en una ciudad latinoamericana, estaba en un congreso y parte del evento había una fiesta. No


Ver mas ...

Arnold Martinez

Perder la vista en NTSC

Pequeño yo, pequeño mi hermano y ella gigante frente a nosotros. Mis ojos lagrimeando, no por ella sino por la alergia, algo que sólo en Ver mas ...

Un eterno peregrinaje por Japón: Usagi Yojimbo.

Abres los ojos y un conejo esta de píe frente a ti, con una espada y te habla sobre sus aventuras en el Japón imperial, Ver mas ...