Desde las calles bilbaínas al Palacio de Euskalduna


Existen personas con un don especial, que pese a la adversidad que les toca vivir  son incapaces de escapar de su habilidad. Caminando por las calles del Casco Viejo de Bilbao una profunda voz me hipnotizó. Al llegar a la persona que entonaba con tanta pasión, descubrí la interesante historia de Pascual Molongua.

 

Nacido en Guinea Ecuatorial pero bilbaíno por elección, este cantante ha conquistado durante más de 4 décadas a turistas y transeúntes del casco antiguo con su talento y contagiosa personalidad,  hasta convertirse en un patrimonio inmaterial de las Siete Calles bilbaínas.

 

Formado en voz lírica en el Conservatorio Juan Crisóstomo de Arriaga, Molongua ha acompañado a artistas de gran categoría en el coro ABAO (Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera), así como pisado las tablas del Teatro más prestigioso de la ciudad: el Palacio de Euskalduna. Aún así su escenario favorito son las calles.

 

 

 

F.A. ¿Por qué las calles?

P.M. Cuando a veces encuentras las puertas cerradas, y llevas tu profesión por dentro, no te queda más remedio que buscarla y yo pues, busqué. Al leer biografías de cantantes famosos  me di cuenta de que hay mucha gente que ha empezado descargando barcos y cantando en la calle y yo me dije – y por qué no puedo hacerlo.

F.A. Muchos dicen que usted tiene una magia especial que engancha a la gente, ¿Qué piensa de eso?

P.M. Me lo han dicho. Pero no sé, es una necesidad. Cuando tú vives  la música, no puedes expresarte sin sentimiento. La música no se puede mover como un martillo, tiene que ser como un abanico suave, ser sencillo como las palomas, yo suelo decir  “da lo que sientes”. Por eso yo elijo mis canciones, incluso las letras que canto.

F.A. Usted participó en un musical muy especial, dedicado al Padre Arrupe, en el que encarnó la voz de Luís Amstrong en el Palacio de Euskalduna .¿Qué se sintió hacer ese papel?

P.M. Sí. Esa pregunta no me la había hecho nadie (risas). Creo que más que eso, a no ser que tenga que cantar en la lengua de mi madre, no creo que llegue a más. Lo que es estar acompañado por una orquesta, por una sinfónica con grandes bailarines, es lo más grande que puede desear un artista.

F.A. ¿Qué diferencia tiene la calle de esos escenarios?

P.M. El escenario es un momento, pero la calle es un contacto directo con el ser humano, de tú a tú. Yo creo que lo de la calle es una cosa natural y mágica.

F.A. ¿Qué se  siente pasar de ser un artista de la calle a un símbolo del arte en Bilbao?

P.M. Me hace sentir muy bien. En 2003 me nombraron Carambolas y a las chicas del Athletic Farolinas en el primer año que fueron campeones de la liga y ese nombramiento viene de la calle, de la gente y de su solidaridad. En ese entonces competí con una persona que estaría económicamente a un millón por uno. Allí me di cuenta de cómo la gente valoraba más el cariño que las cosas materiales. Yo dije bueno, hay que agradecerlo.

F.A. ¿Cómo logra cantar con el clima lluvioso de Bilbao?

P.M. Llevando más de 40 años aquí, el cuerpo está hecho. En un local sería mejor, por eso a veces voy a la plaza Nueva, que ahí tienen techo y puedo cantar sin problemas.

F.A. ¿Qué le diría a la gente sobre el artista de la calle?

P.M. La persona que está en la calle, hay que pensar qué la ha llevado a estar ahí, no solo a los artistas, al mendigo de la calle, porque hay cosas que hacen daño en la vida. En definitiva, antes de juzgar hay que conocer el por qué de las cosas.

Comments

comments

Hacia el sur profundo: Osorno

Finalmente nos montamos en el autobus camino a Osorno, el reloj marcaba las 9:50 pm y el sueño se empezaba a apoderar de mi. Lo primero que debo resaltar sobre este viaje son las características de nuestro transporte. Además de ser un bus grande de dos plantas, los asientos eran realmente cómodos y grandes, tipo sillones de primera clase de un avión. Lo siguiente es que efectivamente te tratan como en cualquier vuelo, hay una


Ver mas ...

Crónicas de Transporte Público: Desamor Uber

Viajo mucho, no tanto como para necesitar un pasaporte anual, pero si como para necesitar una libreta cada dos años. Viajo por mi trabajo, que me lleva de aquí para allá, Asía, Europa, Latinoamérica, depende mucho de ciertos factores de los cuales no quiero hablar, ya que me pidieron sobre todo una crónica de viaje. Hace unos meses estaba en una ciudad latinoamericana, estaba en un congreso y parte del evento había una fiesta. No


Ver mas ...

Valparaiso y Viña, ciudades de cerros

Parte del sueño de venir a Chile implicaba no sólo quedarme a vivir en las Torres del Paine, sino también ir al Festival de Viña del Mar. Lamentablemente llegué unas dos semanas más tarde para lo segundo, y a lo primero no pude llegar por falta de dinero. Sin embargo, cuando decidíamos qué hacer ese lunes antes de tomar el bus a Osorno, la opción de viajar a Valparaiso se hizo presente.   El plan


Ver mas ...

Del rap metal a la música ambiental e instrumental

Wes Borland es y será siempre reconocido por ser el excéntrico guitarrista de la odiada y a la vez amada banda estadounidense de rap metal LIMP BIZKIT. No obstante este ecléctico e inquieto músico siempre ha apostado por la experimentación con diferentes proyectos y bandas de carácter underground:   - BLACK LIGHT BURNS es su principal banda fuera de LB y la misma es una potente mezcla de rock industrial con metal alternativo y música


Ver mas ...

Francyné Abréu

Curiosa, cantante, en constante búsqueda de nuevas miradas a la vida, periodista multimedia y animalista de corazón.

El verdadero horror

Ayer pasamos sobre 5 piezas que nos hicieron sudar del miedo sin realmente tener porque hacerlo. Hoy iremos sobre 5 títulos que nos despertaron el Ver mas ...

5 comics para este mes del horror

La viñeta como espacio narrativo te da para todo género. En particular, si no te vas saltando las páginas, el suspenso, el horror y lo Ver mas ...