El centro cultural: una ventana y un espejo


“El museo tradicional es una vitrina, el centro cultural es una ventana
y un espejo”


La forma en cómo se perciben, promueven o suprimen las expresiones culturales, está moldeando el accionar de los pueblos destinando su cultura hacia destinos inciertos. De ahí la importancia de cómo se gobiernan las naciones. En el caso de República Dominicana, justo después de la tiranía trujillista (1930-61), el país se vio inmerso en un ensayo de democracia y de libertad de expresión. Esa apertura dio la oportunidad al crecimiento de empresas como la familiar León Jiménes, que ha impulsado la creatividad y el arte desde 1964 y creó el Centro Cultural Eduardo León Jiménes.

 

 

Desde su creación, Rafael Emilio Yunén funge como director, en el que se desarrollan programas que proyectan una visión contemporánea de la cultura dominicana y ofrecen al público una propuesta novedosa bajo el slogan “donde todo el mundo se encuentra”.

 

 

En sus cortos años de actividad, El Centro León forma parte de importantes asociaciones e instituciones culturales como el Consejo Internacional de Museos (ICOM) de UNESCO, fue presidente y única institución hispanoparlante de la Asociación de Museos del Caribe (MAC), miembro de la Red de Centros Culturales de América y Europa, miembro de la mayor colección de arte latinoamericano del mundo, la colección Patricia Phelps de Cisneros, entre otros grupos culturales de gran prestigio.

 

¿Por qué un centro cultural y no un museo?

Cuando se formuló este proyecto, los fundadores consideraban que parecía mucho a una galería tradicional, y ellos tenían una idea de una institución que fuera más dinámica incluso dialogante. Entonces luego de una evaluación de modelos de instituciones culturales surgió el concepto de hacer un centro cultural que asegurara el dinamismo, que estuviera involucrada con la gente, con la comunidad.

Pero no es exactamente un museo…

No. Un centro cultural es una institución que no tiene colecciones usualmente y sin embargo, aquí las hay. Esto es un centro cultural que tiene un museo dentro, que lo  motoriza y le da las herramientas para crear mensajes.

 

¿Piensa que este modelo mixto es el más adecuado para la nueva forma de consumo cultural?

El modelo es más adecuado al presente. Es un centro cultural y un museo que habla del presente sin embargo, no deja de tener la referencia del pasado y no deja de apuntar a las transformaciones del futuro. Para entenderlo mejor diría que  el museo tradicional era una vitrina, el museo con centro cultural es una ventana, y también un espejo.

 

¿Qué aspectos de la criollidad dominicana se destacan en este centro?

Se destaca mucho el mestizaje, la diversidad, la necesidad de entender de que somos distintos pero que pertenecemos a una misma cultura y que esta se formó por muchos grupos sociales. Lo que se destaca es que la dominicanidad es un valor que puede ser compartido con otras culturas.

 

Además de esa dominicanidad se promueve mucho lo caribeño. ¿Por qué?

La dominicanidad no se entiende si no se coloca en el contexto donde ella más se ha fraguado. El contexto isleño, del trópico, todo esto que marca el Caribe son entradas y salidas constantes. Desde que vinieron los primeros europeos, esta zona se encuentra más orientada a recibir de afuera la mayoría de los fenómenos que aquí han ocurrido. De ahí que todos los territorios caribeños tengan muchos elementos en común. Además el Caribe es sumamente rico, lleno de lenguas distintas, de influencias de diferentes lados del mundo.

 

Muchos critican que el dominicano es muy permisivo al adoptar elementos culturales foráneos y menosprecia lo propio…

Esto es un resultado de la tiranía: la baja estima. Hay muy poca estima por lo propio, lo dominicano. Ese régimen utilizo mucho la humillación, la burla frente a lo local. Se resaltaron mucho las características que consideraban “civilizadas”; Los modernismos de Estados Unidos o el hispanismo conservador fueron muy utilizados por el régimen.

 

Hay países con realidades muy contrarias a esta. En el País Vasco por ejemplo, existe una exaltación de lo autóctono. ¿En algún momento existió un nacionalismo dominicano?

En el caso dominicano hubo una exaltación de lo nacional, pero contado desde la posición de la  dominación que el régimen trujillista quería. Hubo una promoción de lo indígena para ocultar lo negro. Este fue un nacionalismo acomodado a determinados fines de la dominación. Todas estas deformaciones que traen las tiranías y los regímenes absolutistas, se han convertido en un reto para quien trabaje en esto ya que ahí la cultura tiene que salir de su neutralidad aparente y de su visión de adorno.

 

 

En República Dominicana se movilizan para luchar por lo que está mal pero no para hacer actividades culturales. ¿Hay alguna crisis de identidad?

Lo que pasa es que había otras maneras de canalizar las inquietudes de la gente que las empezó a frustrar. Los partidos políticos son un medio de canalización, sin embargo, la gente ha entendido que estos grupos se han comercializado, han perdido ese sentido cívico. Por eso hay mucho adormecimiento en la sociedad. Es precisamente en estos estados de vacío de sentido y desorientación colectiva en los que los centros culturales tienen un rol más importante porque son los que crean sentido y ayudan a dar significado a las cosas.

 

Comments

comments

Hacia el sur profundo: Osorno

Finalmente nos montamos en el autobus camino a Osorno, el reloj marcaba las 9:50 pm y el sueño se empezaba a apoderar de mi. Lo primero que debo resaltar sobre este viaje son las características de nuestro transporte. Además de ser un bus grande de dos plantas, los asientos eran realmente cómodos y grandes, tipo sillones de primera clase de un avión. Lo siguiente es que efectivamente te tratan como en cualquier vuelo, hay una


Ver mas ...

Crónicas de Transporte Público: Desamor Uber

Viajo mucho, no tanto como para necesitar un pasaporte anual, pero si como para necesitar una libreta cada dos años. Viajo por mi trabajo, que me lleva de aquí para allá, Asía, Europa, Latinoamérica, depende mucho de ciertos factores de los cuales no quiero hablar, ya que me pidieron sobre todo una crónica de viaje. Hace unos meses estaba en una ciudad latinoamericana, estaba en un congreso y parte del evento había una fiesta. No


Ver mas ...

Valparaiso y Viña, ciudades de cerros

Parte del sueño de venir a Chile implicaba no sólo quedarme a vivir en las Torres del Paine, sino también ir al Festival de Viña del Mar. Lamentablemente llegué unas dos semanas más tarde para lo segundo, y a lo primero no pude llegar por falta de dinero. Sin embargo, cuando decidíamos qué hacer ese lunes antes de tomar el bus a Osorno, la opción de viajar a Valparaiso se hizo presente.   El plan


Ver mas ...

Del rap metal a la música ambiental e instrumental

Wes Borland es y será siempre reconocido por ser el excéntrico guitarrista de la odiada y a la vez amada banda estadounidense de rap metal LIMP BIZKIT. No obstante este ecléctico e inquieto músico siempre ha apostado por la experimentación con diferentes proyectos y bandas de carácter underground:   - BLACK LIGHT BURNS es su principal banda fuera de LB y la misma es una potente mezcla de rock industrial con metal alternativo y música


Ver mas ...

Francyné Abréu

Curiosa, cantante, en constante búsqueda de nuevas miradas a la vida, periodista multimedia y animalista de corazón.

4 películas de Harold Ramis (D.E.P)

El día de ayer murió el comediante, escritor y director de cine Harold Ramis. El sello de Ramis como artista del humor es palpable en Ver mas ...

Attack on manga o titanes, otro para el mes

Una vez estás enganchado en un manga, el día que sale la tirada es como una droga. Te levantas y lo primero que ves es Ver mas ...